Los piojos en adultos: 3 tipos

Piojos en adultos: 3 tipos

Cómo saber si tengo ladillas

En adultos se pueden dar 3 tipos de piojos: de la cabeza, del cuerpo, y piojos púbicos. Estos últimos son los más habituales, y es de los que te voy a hablar ahora.

¿Te preocupa que tú o alguien que conoces pueda tener piojos púbicos? Sigue leyendo y descubrirás todo lo que tienes que saber sobre esta enfermedad de transmisión sexual.

Los piojos púbicos o ladillas son pequeños insectos que invaden la zona genital. Se alimentan de sangre humana, por eso provocan un picor intenso en las zonas infectadas.

Es importante destacar que tener ladillas no implica una mala higiene. Gente de todas las razas, clases, y grupos étnicos de todo el mundo pueden contagiarse con piojos púbicos.

¿Cómo son los piojos púbicos?

Los piojos púbicos pasan por tres estadios: huevo (liendre), ninfa y adulto.

Liendres

Los huevos de piojo se llaman liendres. Las liendres se agarran al pelo y son difíciles de ver. Son pequeños óvalos de un color blanco amarillento. Las hembras ponen aproximadamente 30 huevos durante su vida útil de 3-4 semanas. Su incubación dura entre 6 y 10 días.

Liendre de ladilla

Ninfas

Cuando los huevos eclosionan aparecen las ninfas. Una ninfa es una versión más pequeña de un piojo adulto. La ninfa tarda entre dos y tres semanas en convertirse en adulta. Entonces ya se puede reproducir.

Piojos púbicos

Los piojos púbicos adultos tienen un color blanco grisáceo, son planos y miden entre 1,5 y 2mm de largo. Son más anchos que los piojos del cuerpo y de la cabeza. Las hembras son más grandes que los machos. Si lo miras con lupa, verás que se parece a un cangrejo en miniatura con seis patas. Las patas delanteras son más grandes y parecen las pinzas de un cangrejo.
Para sobrevivir, todos los piojos tienen que alimentarse de sangre. Sólo pueden vivir un par de días sin alimentarse de un huésped.

Piojos púbicos o ladillas

¿Cómo se contagian los piojos en adultos?

Por lo general se contagian por contacto sexual. Aunque también es posible coger piojos púbicos por compartir mantas, toallas o ropa con alguien que los tenga. Recuerda que los piojos no pueden sobrevivir más de 48 horas lejos de un cuerpo humano. Ni se caen de su huésped, ni se enganchan a las superficies lisas. Si tienes una infestación de piojos, no compartas la cama ni la ropa.

Normalmente la infestación se produce en la zona genital sobre el pelo púbico. Aún así, también pueden invadir el pelo de las piernas o las axilas, además del pelo facial.

¿Cuáles son los síntomas?

Infección púbica

El síntoma más evidente es el picor, que por lo general comienza unos 5 días después de contagiarse de ladillas. La picazón puede ser más intensa de noche en la zona de los genitales o el ano. Otros síntomas de los que hay que estar pendiente son:

  • Ladillas o piojos visibles
  • Baja energía
  • Manchas de color azul pálido cerca de las picaduras de piojos
  • Irritabilidad
  • Fiebre ligera
  • Mucho picor

Los piojos púbicos no transmiten enfermedades

Aunque las ladillas por sí mismas no transmiten enfermedades, el picor intenso puede provocar rasguños y llagas. Y estas heridas abiertas son vulnerables a las infecciones bacterianas.
Si se padece de piojos púbicos es aconsejable realizar pruebas para comprobar si existen otras enfermedades de transmisión sexual.

Diagnóstico

Hablamos de un diagnóstico de infestación de piojos púbicos cuando se ve una liendre o un piojo en la zona púbica. En raras ocasiones los piojos también se encuentran en otras zonas del cuerpo. Puede ser difícil verlos si sólo hay unos pocos.

Liendres púbicas

Aunque a menudo los piojos púbicos son lo bastante grandes como para verlos a simple vista, necesitarás una lupa para encontrar las liendres. Si crees que tienes piojos púbicos, pero no estás seguro, consulta con un profesional sanitario.

Tratamiento y prevención

El primer paso es desinfectarse uno mismo. Desinfecta también tu ropa y la ropa de cama. Para asegurarse de que ya no hay piojos, utiliza un tratamiento antipiojos adecuado como los que te proponemos aquí y sigue estas pautas:

  • Lee bien las indicaciones del producto antipiojos. Los tratamientos contra los piojos son seguros y efectivos cuando sigues las indicaciones. Cada uno tiene un modo de empleo diferente.
  • Empapa el vello púbico y las demás zonas infestadas (excepto las cejas y las pestañas) con el producto antipiojos. Déjalo actuar sobre la zona durante el tiempo que indique el prospecto del producto.
  • A continuación, retira el producto siguiendo las instrucciones. Tras el tratamiento sobre la piel, quedarán algunas liendres adheridas al vello. Utiliza pinzas o una liendrera para retirarlas.
  • Ponte ropa limpia, incluyendo sobre todo la ropa interior, después del tratamiento. Si vuelves a llevar la misma ropa antes de limpiarla te arriesgas a repetir la infestación.
  • Lava en la lavadora toda la ropa, toallas y ropa de cama a un mínimo de 60 grados para matar al resto de piojos y liendres. Si tienes una secadora a mano, sécalo todo en la posición más caliente posible de la secadora. Las cosas que no se puedan lavar mételas en una bolsa de plástico herméticamente cerrada durante dos semanas.
  • Pásale el aspirador a toda la casa.
  • Limpia el cuarto de baño con lejía.
  • Informa a todas tus parejas sexuales de las últimas 4-5 semanas de que tal vez estén en riesgo de contraer piojos púbicos.
  • Evita cualquier contacto sexual hasta después de haber completado el tratamiento. Asegúrate de que tanto tú como tu pareja no volvéis a estar infectados. Si encuentras piojos vivos, repite el tratamiento.
Valoración
4.5/5
Si te ha gustado, comparte
error: Content is protected !!